Carta de un maestro extremeño mandado forzoso a un pueblo de Cataluña

Escola de nens de Sant Pere de Vilamajor

Ahir vaig rebre un correu electrònic inesperat: d’un mestre jubilat extremeny! Qui era? Ni més ni menys que el senyor Lucas Lorenzo, que fou professor fa gairebé 50 anys on ara hi ha la Mongia just on ara jo faig d’informador. Quina casualitat!😀 De seguida vaig avisar a la meva mare i li vaig llegir. Ella encara se’n recordava! Fins i tot un cop que va anar a Càceres va intentar trobar-lo i jo sense saber-ho! Després de tants anys d’haver marxat del seu destí “forçat” a Sant Pere de Vilamajor, aquell jove mestre encara se’n recorda del poble, la seva gent i de com el van acollir.

El correu diu així:

Hola, Geni:

En primer te pido disculpas por no escribir en catalán, aunque después de 43 años de haberme venido de Barcelona, después de haber permanecido allí solamente 4 cursos escolares, desde el 1965 hasta 1969, que tú ni habías nacido, aún soy capaz de traducir y comprender del orden del 80 % del catalán.

Seguramente te sorprenderá que me ponga en contacto contigo, pero, como he visto que eres muy activo y quieres mucho a tu pueblo, he decidido hacerlo porque soy Maestro Nacional ( jubilado ) y cuando aprobé las oposiciones en Cáceres, pues, soy nacido en un pueblo de esta provincia: Torrecillas de la Tiesa, me mandaron forzoso a, nada menos, que a tu pueblo. En aquella época era San Pedro de Vilamajor ” carrer y braç de Barcelona”. Ya he visto que la evolución ha sido impresionante. Yo fui soltero y me hospedaba en una casa de la plaza, cerca de la iglesia y la escuela. Sólo estábamos una maestra de Cardedeu, para las niñas y yo, para los niños. En mi clase había 18 niños de 6 a 12 años, la mayor parte procedentes de las masias próximas. Te voy a detallar los componenetes de la familia en donde me hospedé. Los padres se llamaban Juan y María y tenían un hijo, el mayor Juan y dos hijas: Nuria y Carmen. Ellos tenian la centralita de teléfonos, comercio y bar y mataban un cerdo casi todos los jueves del año, para hacerlo butifarra y llevarla a vender a Barcelona, sobre todo a los veraneantes y visitantes que se desplazaban hasta San Pere de Vilamayor, a coger caracoles, setas y otras cosas. Estando yo allí inauguraron una cafetería con habitaciones para dormir en la planta de arriba. También vivía el padre de la señora María, ya muy mayor y que preparaba las setas con ron de maravillas y se fumaba caliqueños sin parar. Si alguno de los familiares que te comento estuvieran viviendo en ese pueblo, me gustaría que en alguna visita que hicieras, les comentaras que aún les recuerdo con mucho cariño y sigo muy agradecido de lo bien que me trataron todos.

He utilizado este medio porque no he sido capaz de hacer un comentario a través de tu blog ni en facebook. Perdona otra vez por haberme extendido tanto y recibe un cordial y afectuoso saludo de

Lucas Cerezo Mendoza. Adeu y bona nit.

Evidentment, li he contestat de seguida, li he dit que encara el recordaven i enyoraven i que sí coneixia la gent que el va acollir, la fonda de can Pau era avui un restaurant i els ho faria saber.

💡 Si algú de vosaltres recorda al professor Lucas Cerezo, el va tenir de professor o sap d’algú que li va fer de mestre, us pregaria que li féssiu saber que ell encara us recorda amb estima.🙂

Només per coses com aquesta, ja val la pena dedicar hores i hores en aquest bloc!😉

T’interessarà:

12 thoughts on “Carta de un maestro extremeño mandado forzoso a un pueblo de Cataluña

  1. Rosa Filbà –> quina gràcia, jo a ell no el puc recordar perquè encara no anava a l’escola, però a la professora que estava amb ell si, crec que era la senyoreta Clara, que havia estat de mestra a les Franqueses abans de venir a Sant Pere, era molt amiga de la familia i de la meva familia de les Franqueses. També em fa gràcia que les filles de can Pau crec que es diuen Carmen i Montse, no Nuria.

  2. Bona nit y bona hora a tutom veins de San Pere de Vilamajor:
    He leido vuestros mensajes en catalán y me sorprendo de ser capaz de entender la mayor parte de lo que decís. Os agradezco, de veras, vuestros comentarios relativos a mi estancia en vuestro bonito pueblo de gentes muy agradables.
    Rosa Filbá tiene razón en las dos cosas que dice sobre los nombres de dos personas: la Maestra, que se llamaba Clara Milins Olivé, que ahora creo que era de Montmeló y el nombre de la hija mayor de can Pau que, efectivamente, es Montse. Espero que disculpe la confusión, pero, es que son muchos los años transcurridos. Me gustaría saber si viven sus padres y como se encuentran y que alguien les transmitieran un afectuoso saludo de mi parte.
    Carme, te prometo contar algunas anécdotas del colegio que espero no molesten a mis ex-alumnos. Yo las recuerdo con un inmenso cariño,pues, fueron los primero de mi larga vida profesional.
    Adeuxiau. ” Tendréis que ser comprensivos con mi escritura en catalán. Si me ayudais es possible que llegue a escribir bien esso que diu: setse jusjet de justjat, menchan fecha d´un panjat” ¿ A que no está bien escrito ? ¡ Todo se andará, si Deu vol !

  3. Sr. Cerezo, que ilusión hace ver que después de tantos años usted todavía recuerda nuestro querido pueblo.
    Le diré que la Señorita Clara murió hace unos años en Montmeló, pueblo donde vivía y donde tenía a toda su familia.
    La Sra. María de Can Pau, murió hace un mes o quizá un poco más, pero su marido Joan todavía vive, Can Pau sigue siendo un restaurante. Ahora son el hijo mayor y su hijo quien lo regenta.
    Yo nací en el 63, por tanto no puede conocerle ya que empecé a ir al colegio, donde ahora se encuentra “LA MONGIA”, (por cierto nuestro amigo Higini trabaja y hace una gran labor en este local) empecé digo en el 66 con tres años, pero le aseguro que me hubiera gustado mucho tenerle de profesor. Creo recordar que en casa se hablaba de usted alguna vez, mi padre José Filbà y mi abuela Maria Ignasi contaban siempre “batallitas” que ahora recuerdo con gran cariño y muchas veces hablaban de los maestros que habían pasado por Sant Pere, así que seguro que ellos lo conocieron a usted.
    Encantada de poder comunicarme después de tantos años y a tanta distancia, reciba un fuerte abrazo.
    Mª ROSA

  4. Señor Lucas, mi madre ha ido a Can Pau y les ha hablado de su escrito. Al señor Joan le ha echo mucha ilusión que aún se acuerde de ellos despues de tanto tiempo. El aún le recuerda a usted jugando allí al futbolín. Le envia muchos abrazos.

    • Hola, Gene: Agradece a tu madre, en mi nombre, la deferencia que ha tenido de informar en can Pau, sobre mi escrito recordándolos a ellos y a todo el pueblo. Me ha entristecido la noticia que me da Mª Rosa de que la Sª María falleció no hace mucho tiempo. Seguramente que ya tenía bastantes año, lo que pasa es que yo la veía como entre los 45-50 años que debería tener cuando yo estuve allí y resulta que ya han pasado otros tantos. Te ruego, si puedes, me envies un emaill de alguno de los hijos/as para trasladarles mi pésame portan triste pérdida. El tiempo vuela y no hay forma de poderlo detener. Saludos.

  5. Hola, Mª Rosa: Te agradezco tus amables palabras hacia mi persona sin conocerme. al igual que la información sobre el fallecimiento de dos mujeres a las que yo apreciaba muchísimo. También a mí me hubiera encantado haber tenido una alumna tan simpática y agradable como demuestras ser tú. La distancia que nos separa es, redondeando, de mil kilómetros. Resulta qu empezaste a asistir al cole el año que yo marché de san Pere de Vilamajor, pues, lo hice a últimos del mes de junio de 1966. El curso siguiente estuve en Castellfollit del Boix; el siguiente, en Caldes de Montbuy y el último, en Castellfollt del Riubregós. desde allí pedí traslado para Extremadura, en contra de la voluntad, tanto de los padres de mis alumnos, como de las autoridades, pero, es que yo amo a mi tierra al menos tanto, como vosotros a la vuestra y, a mi juicio eso es buenísimo, lo que no se contradice con que, cuando tenemos que relacionarnos, lo hagamos con buenos modales y ayudándonos en todo lo que podamos. Seguro que te he contado otra ” batallita ” como las de tu padre y abuela, pero, es que los mayores somos así. Espero que sepas disculpar mi “rollo” y si lo deseas, podemos seguir en contacto. Hasta otra.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s